4 Estrategias a Seguir si Tu Idea se Escapa de tus Posibilidades

 

Lo primero que tenemos que tener presente a la hora de montárnoslo por Internet es que se trata de una aventura de medio/largo recorrido. Cualquiera que nos venda la moto de tener un proyecto online generando ingresos sustanciales de la noche a la mañana, estilo “Hazte rico con Internet en 30 días”, lo único que está haciendo es eso: vendernos la moto.

Por eso cuando decidimos embarcarnos en el reto de emprender online y conseguir vivir de ello, lo primordial a hacer antes de nada es asegurarnos que el viento sopla a nuestro favor en todos los ámbitos posibles: crear y gestionar el tiempo, concentrar y usar la Energía Doer, optimizar y refinar la idea… todos estos ámbitos han de estar alineados para que podamos llegar a buen puerto (y es la razón de todos estos artículos y del libro «Móntatelo Por Internet«).

Una de las principales causas por las que la gente fracasa al querer materializar algo en Internet es porque sus ideas no están dentro de sus posibilidades. No es que se salgan un poco de su círculo de confort, lo cual es normal y esperable; sino que son ideas muy fuera de su liga.

No sirve de mucho que hayas tenido la que crees que es la idea del siglo que va a revolucionar Internet si no sabes programarla, ni estás dispuesto a aprender, ni consigues convencer a alguien que sí sabe, para llevarla a cabo juntos.

De la misma forma que para mi tener una genial idea (o lo que yo creo como genial) sobre energías renovables no me coloca en ninguna posición ventajosa, ya que tristemente mis conocimientos de energías renovables no darían ni para cubrir un párrafo. Si verdaderamente estoy comprometido con mi idea, mi mejor opción es lograr convencer de su genialidad a alguien que sí que entienda de ese tema para asociarnos y realizarla, y lo que es más importante, que le siga pareciendo genial cuando esté sobrio. Pero si descubro que no estoy suficientemente comprometido con la idea, lo mejor para evitar frustraciones es dejarla ir pronto y buscar otra que se adecue mejor a mis posibilidades.

Esto ocurre mucho en el mundo online con los servicios, ya que suelen ser proyectos con base muy tecnológica, que van a requerir saber programar para poder materializarlos. Ya no es sólo usar un servicio pre-existente para llevar a cabo nuestra idea (como por ejemplo para crear nuestra tienda online), sino que vamos a necesitar saber programar para crear algo que no existe aún. La realidad es que hay mucha más gente con geniales ideas tecnológicas en busca de alguien que las pueda llevar a cabo, que programadores y desarrolladores ociosos dispuestos a invertir su tiempo en llevar a cabo las ideas de otros. No es la primera vez que me oirás afirmar esto: tener ideas es gratis, mientras que llevarlas a cabo no lo es tanto.

Esto no quiere decir que si no sabes programar ni te plantees crear proyectos de base tecnológica, ni mucho menos. Significa que vas a tener que encontrar la forma de llevarlo a cabo. Al fin y al cabo, todo se reduce al grado de compromiso que tengas con tu idea.

Conozco gente que cansados de buscar a alguien con el que asociarse para llevar a cabo sus ideas, en una explosión de Energía Doer se han liado la manta a la cabeza y han aprendido a programar para poder llevarlas a cabo ellos mismos. Obviamente su satisfacción personal es inmensamente mayor que el de aquel que tiene una idea y acaba frustrado por no poder llevarla a cabo, aunque como es obvio también conlleva sus sacrificios. También está aquel que ha removido cielo y tierra, online y offline, hasta encontrar a alguien con el mismo nivel de compromiso que él para llevar a cabo su idea. No hay nada imposible para un doer, pero todo depende del nivel de compromiso que tengas con tu idea.

Si tienes una idea que excede muy y mucho tus posibilidades actuales y estás comprometido a llevarla a cabo, esencialmente tienes tres opciones:

  1. Aumentar tus posibilidades: En otras palabras, aprender aquellas habilidades que te hagan falta para llevar a cabo tu proyecto, sea programar, sea hablar inglés si es necesario para tu mercado, sea volverte experto en material de entrenamiento personal si es eso lo que quieres comercializar. En el caso de querer aprender a programar, actualmente hay excelentes iniciativas online para hacerlo con un enfoque muy práctico como CodeAcademy.com y otros proyectos similares (en inglés).
  2. Asociarte con alguien: Buscar a alguien que te pueda aportar aquello que te falta. Esta persona debe estar dispuesta a invertir su tiempo y energía en tu idea, lo que a su vez se reduce a dos requisitos primordiales: creer en tu idea y estar en el mismo nivel de compromiso que tú. Sobre esto se podría escribir un artículo entero, al igual que sobre el siguiente punto.
  3. Contratar a alguien: Si no encuentras a alguien que crea en tu idea como tú lo haces, con el mismo nivel de compromiso que tú y que esté dispuesto a invertir su tiempo y energía como tú… bueno, siempre puedes pagarle a alguien para que te aporte aquello que te falta. El problema si quieres crear un proyecto de base tecnológica es que estarías subcontratando precisamente el alma de tu proyecto, lo cual no es barato ni tampoco del todo recomendable, aunque no deja de ser una posibilidad sobre la mesa. Si tu proyecto no es tanto de base tecnológica, como podría ser un servicio, sino que se trata más de una tienda online, o está basado en información como un blog, esta opción es mucho más viable.

Existe una cuarta opción que no debes descartar: si tienes una idea que excede tus posibilidades y no estás completamente seguro de estar comprometido al 100% a hacer todo lo que se requiere para llevarla a cabo, lo mejor que puedes hacer es abandonar esa idea cuanto antes y buscar otra que se ajuste más a tus posibilidades.

Aunque pueda resultar duro, si no estás seguro de estar totalmente comprometido, es la mejor opción para evitarte sufrimientos y evitar malgastar tu tiempo y tu energía. Esta opción requiere de cierta maestría y sin duda de cierta fortaleza doer, ya que abandonar una idea cuando uno está entusiasmado con ella, para ir a buscar otra sin que tu motivación sufra entre medias, no es trivial. Aquellos que ya hayan vivido la frustración de intentar llevar a cabo una idea fuera de sus posibilidades probablemente lo tengan más fácil.

Abandonar una idea no significa dejarla de lado para buscar otra completamente diferente (aunque pueda ser eso). Uso el término “abandonar” porque la gente se suele apegar tanto a sus ideas y todos los artefactos que construirían a su alrededor, que reducirlas o simplificarlas a algo adecuado a sus posibilidades actuales, supone “abandonar” o “dejar ir” todos esos devaneos mentales poco realizables.

Supongamos por ejemplo que tu idea es crear un servicio para que la gente pueda diseñarse sus propias camisetas con una bonita interfaz súper sencilla que les permita arrastrar textos con diferentes tipografías, seleccionar colores, añadir efectos y demás, para posteriormente vendérsela a otros usuarios. Lo cual obviamente en tu mente va a quedar chulísimo. 

Pero honestamente, tus posibilidades actuales dan sólo para montar a duras penas una tienda online, y eso pidiendo ayuda, outsourceando y saliendo bastante de tu zona de confort. En tal caso, “abandonar” tu idea puede verse como reducirla a algo abarcable. Por ejemplo podría ser crear un página donde cada semana los usuarios manden diseños de camisetas, y el resto de visitantes puedan votarlas, y la más votada se fabricaría para comprarla. Es en esencia la misma idea (camisetas diseñadas por la gente que cualquiera puede comprar), pero la simplificamos al nivel actual de tus posibilidades y la concretamos con otro tipo de proyecto.

Recuerda: cuanto más se adecue tu idea a tus posibilidades, más probabilidades de llevarla a cabo con éxito tendrás.

Escrito por:

Victor Espigares

Bestselling author, startup founder, multi-passionate entrepreneur, contemporary dancer, and dad in progress. I help passionate makers and entrepreneurs thrive and grow to enjoy a Remarkable Life.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.