5 Ventajas de Emprender Online

 

Emprender un negocio online en Internet está lleno de ventajas, especialmente si lo comparamos con emprender un negocio tradicional con su local físico de los de toda la vida. Si hablamos de riesgos a correr, es como si fuera la versión light sin cafeína ni edulcorantes de emprender.

Recuerdo una conversación que tuve con el dueño de una nueva tienda abierta recientemente en el barrio, una eco-tienda con productos locales y ecológicos, de bastante calidad y precio asequible. La tienda estaba en un pequeño local, bien situado, con buena visibilidad y en un barrio histórico de la ciudad, con encanto, turismo y bastante céntrico. Aparte de vender buenos productos, el dueño hacia un buen trabajo creando “comunidad” en torno a la tienda. Organizaba muchas actividades interesantes, desde intercambio de libros entre los clientes, hasta cata de productos o clases de cocina por las tardes.

El propietario, de unos treinta y tantos, me contaba que había dejado su aburrido trabajo en un banco, cogido sus ahorros y se había lanzado a montar la tienda de sus sueños. Chapeau.

El problema viene al hablar de la inversión inicial que había necesitado. Sólo el alquiler del local ya suponían 3.000 euros al mes. Pero es que entre que cogió el local y le concedieron las licencias para poder empezar, había habido un desfase de tres meses, lo que hizo que empezara la odisea de emprender con un balance negativo de al menos 9.000€, eso sin contar con el desembolso necesario para stock, la reforma del local, los impuestos, licencias y tasas varias imprescindibles.

Chapeau y doble chapeau.

No acostumbrado a lo que verdaderamente significa emprender en su formato tradicional, yo me echaba las manos a la cabeza oyéndolo. Tristemente al cabo de un año tuvo que cerrar la tienda. No es que le fuera mal, al revés, pero ya desde el principio tenía demasiado en contra que vencer y por mucho que vendiera, el volumen de negocio no lograba equilibrar ese balance negativo. Lo peor es que no es una historia novedosa, sino más bien lo típico que le suele ocurrir a muchos negocios tradicionales.

Ahora, a eso sí se le puede llamar Emprender con mayúsculas. Respeto muchísimo a la gente que emprende negocios físicos, pienso que son casi-héroes por la cantidad de riesgo que asumen con tal de perseguir su sueño. Pero verdaderamente creo que el nivel de riesgo que se asume no está directamente relacionado con las potenciales recompensas. Montártelo online sin embargo te da lo mejor de ambos mundos:

  • Inversión, presupuesto y riesgos mínimos: Emprender en Internet no es que esté inherentemente carente de riesgo. De hecho, la mayoría de emprendedores tradicionales que dan el salto al mundo online no aprovechan muchas de sus ventajas y acaban asumiendo riesgos innecesarios sólo por inercia. Pero con la ayuda de algunas técnicas que veremos más adelante, si que es posible hacerlo con un nivel mínimo y controlado de riesgo que a veces puede sonar hasta un poco irreal: ¿empezar un proyecto, desde el salón de tu casa, en tus horas libres, con un presupuesto mínimo, sin necesidad de dejar tu trabajo y poder ver si la cosa despega? ¡Bienvenido al mundo online! La máxima inversión que vas a realizar es tu tiempo y energía, que no es poca cosa. Pero si lo comparamos con los riesgos de emprender offline (pedir un préstamo, alquilar un local, conseguir licencias, comprar stock, dejar tu trabajo…), la cosa coge otro color. Y por supuesto tener virtualmente cero riesgos se traduce en tener muchas más posibilidades de acabar teniendo éxito con tu proyecto.

  • Posibilidad de compaginarlo con otro trabajo: Si quieres lanzarte a emprender con un negocio físico se hace bastante complicado el poder compatibilizarlo con tu trabajo actual. En la mayoría de los casos, el requerimiento de tener que estar físicamente en un lugar en horario comercial hace que para montar un negocio convencional tengamos que dejar cualquier otra ocupación. Lo cual ya de por sí, es un riesgo. Dejar lo conocido, lo seguro, lo que te da de comer cada mes, para lanzarte a una aventura que aún está por ver si funcionará, no es un paso fácil. Pero si te lo montas por Internet ese riesgo también se minimiza e incluso desaparece. Como ya comentaba, creé VisualizeUs.com en mi tiempo libre compaginándolo con mi trabajo, y realmente no tomé la decisión de dedicarme en cuerpo y alma al proyecto hasta que no llevaba ya cierto tiempo rodando con éxito. Para esas alturas ya se podía ver que el proyecto funcionaba, y aunque no fue una decisión fácil ni carente de riesgo, la gran diferencia es que ese riesgo estaba controlado y minimizado. De hecho, una de las mejores ventajas de montártelo online es que no tienes que dejar tu trabajo si no quieres. Hay mucha gente que se lo ha montado por Internet para crear un sobresueldo, enfocar su creatividad o sentirse realizados con su pasión, pero que siguen felizmente yendo a sus trabajos cada día. Puede que llegue el día donde se planteen romper esa atadura en la búsqueda de su libertad total, pero lo bueno es que es algo que depende totalmente de ellos, no una necesidad.

  • Trabajar dónde y cuándo quieras: Allá donde tengas un portátil y una conexión a Internet, puedes dedicarle tiempo a tu proyecto. Ya sea en la montaña después de pasar el día esquiando, en la playa después de darte un buen baño o en tu casa tras pasar la tarde enharinado hasta las cejas, haciendo un divertido pastel con tus hijos en la cocina. No hay horarios, no hay que fichar, no hay que ir vestido de cierta forma, no hay que sufrir atascos en hora punta. Toda la libertad del mundo está ahí esperándote para que la cojas y hagas con ella lo que quieras.

  • La llave hacia El Factor Libertad: La joya de la corona en lo que a ventajas se refiere. La idea no es crear un puesto de trabajo. La idea es crear un negocio que trabaje para ti, que sea totalmente independiente de tu tiempo y que genere ingresos estés o no estés delante de la pantalla del ordenador. Esta es una de las grandes libertades que montárselo por Internet tiene que ofrecer y no es una que se pueda ignorar con facilidad. Desvincular tu tiempo de tus ingresos es una parte primordial de

    El Factor Libertad, el máximo exponente de poder hacer lo que quieras, cuando quieras y cómo quieras.

  • ### El mundo como potencial público: Crear un proyecto online te da la oportunidad de tener una repercusión verdaderamente global sin los límites físicos de los negocios tradicionales. Esto que sobre el papel suena muy obvio, una vez te empiezan a llegar los pedidos desde Brasil, Rusia o Chile, no deja indiferente. Y lo que es mejor aún, con una repercusión global existen infinidad de huecos o nichos libres en los que poder posicionarse. Al contrario que en un negocio físico tradicional, donde un nivel excesivo de especialización podría significar una sentencia de muerte, en el mundo online, como veremos cuando hablemos sobre los nichos, será una de las claves para el éxito.
Escrito por:

Victor Espigares

Bestselling author, startup founder, multi-passionate entrepreneur, contemporary dancer, and dad in progress. I help passionate makers and entrepreneurs thrive and grow to enjoy a Remarkable Life.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.